Embarazo ectópico y embarazo de riesgo

Embarazo

Inicio

El médico evaluará cada caso en particular, por lo que aquí nos limitaremos a pasar revista a la información básica. Ante cualquier duda, preguntar no está de más: recuerda que muchos médicos se enojan por las pacientes bien informadas, mientras que otros agradecerán que estén al tanto de síntomas como los de embarazo ectópico.

No todos los casos revisten la misma gravedad, y no todos tienen el mismo cuidado médico. Lo más importante es:

  1. Tener un buen diagnóstico,
  2. Concurrir con asiduidad a tu médico
  3. Seguir al pie de la letra todas las indicaciones médicas
  4. Hacer el reposo indicado
  5. En caso de urgencia, no esperar. Enseguida ir a un hospital o clínica para resolver la emergencia, luego te comunicarás con tu médico

Dentro de los embarazos de riesgo podemos mencionar: Preclampsia; placenta previa; desprendimiento de placenta; anemia grave; problemas en el líquido amniótico, como el oligohidramnios (poco líquido amniótico), o el polihidramnios (mucho líquido amniótico); problemas con el factor sanguíneo Rh; cromosopatías del feto; problemas de crecimiento fetal; enfermedades infecciosas de la madre gestante; Colestasis gravídica; embarazos múltiples; madres mayores de 35 años; madres menores de17 años; madre con enfermedades anteriores a su embarazo, como por ejemplo: madre diabética, con insuficiencia cardíaca, con problemas renales, con epilepsia etc.

Hace poco se reportó un caso inédito de embarazo ectópico: se había implantado en el ovario, pudiendo llegar a término y nacer sin problemas (destruyendo el ovario, como imaginarán). Otros casos milagrosos de embarazo ectópico que llega a término es el reporte de un caso que se implantó en el peritoneo, es decir, en la pared abdominal. Ectópico significa que está fuera de su zona normal, que sería el endometrio.

Dolores abdominales intensos, con o sin pérdida de sangre

Podría ser un síntoma de embarazo ectópico. (Ir inmediatamente a hacerte ver por un médico). El embarazo ectópico o extrauterino es aquel embarazo que no anida en el útero, se queda fuera de él. Generalmente el embarazo queda en la Trompa de Falopio. Puede provocar estallido de trompa, o ruptura. A veces, si hay sangrado, se lo puede confundir con una menstruación normal, la diferencia, es un dolor muy fuerte en el vientre, distinto del de una menstruación.

El embarazo ectópico se trata con cirugía. Depende de cuanto se haya lesionado la trompa, se podrá reconstituir con una cirugía reparadora.

En caso de perder una trompa, esto no querrá decir que no puedas concebir otro hijo. (Tal vez cueste más, al sólo contar con una sola trompa). Dependerá del criterio médico cuando puedas buscar otro embarazo.

El sangrado genital

Puede ser síntoma de aborto espontáneo o de parto prematuro. Acude inmediatamente al centro de salud u hospital más cercano a tu domicilio. Luego podrás comunicarte con tu médico de cabecera. En casos así, no hay que perder tiempo. Cuanto antes seas atendida, habrá menos riesgos para tu bebé y para ti.

Anemia y embarazo

Si bien es cierto que la mujer, por la menstruación, tiene mayor predisposición a la anemia que el hombre, también es cierto que cierta anemia durante el embarazo, es considerada por los médicos como normal. Ya que la demanda de hierro del bebé es muy grande, pero el mismo bebé, pone ciertos mecanismos en funcionamiento, que le proveerán hierro aún estando la mamá anémica.
De cualquier manera no se debe dejar agravar el cuadro, ya que una anemia grave puede ocasionar por ejemplo: retardo del crecimiento fetal, parto prematuro, trastornos renales, hepáticos, cerebrales, cardiológico y compromiso del estado general.

Los síntomas de la anemia, no son del todo exactos. La mamá suele estar muy cansada. Pero, casi todas las mamás embarazadas suelen estar muy cansadas, y esto no quiere decir que todas estén anémicas

Por eso, la mejor manera de diagnóstico, es a través de un análisis de sangre. También, lo podrás notar, observando el fondo de los ojos o el color de la piel (más pálido, falta de color). Los requerimientos de hierro serán aún más elevados en el segundo trimestre de embarazo. Dado que es muy difícil cubrir dichos requerimientos sólo con la alimentación, el médico te dará un suplemento que deberás tomar hasta finalizar el embarazo. Suele ser en comprimidos, y se aconseja tomarlos con las comidas, para que no caigan mal. Y no a la mañana, ya que podrían producirte vómitos.

Estos suplementos contienen también ácido fólico, que es bueno para prevenir defectos en el tubo neural del bebé. En casos más graves de anemia, se aplica hierro inyectable.

De cualquier manera, es muy importante una buena alimentación:

  1. Consume regularmente carnes rojas, especialmente vacunas, cuyo hierro se asimila mejor
  2. Combina el consumo de carne roja, lentejas, espinaca con cítricos en la misma comida(limón u otro cítrico, kiwi)
  3. Recuerda que la cantidad de hierro que se absorbe de los vegetales, es mínima.
  4. La morcilla es el alimento que más hierro aporta.
  5. Recuerda que la fibra de los alimentos, reduce la absorción de hierro. Los cítricos, en cambio, la favorecen.
  6. Los alimentos fortificados con hierro, como leche, yogurt, cereales, son un muy buen complemento para reforzar la dieta de la mamá embarazada

Placenta previa:

Se denomina placenta previa, a la placenta que se presenta en la parte baja del útero, tapando el cuello uterino. Las causas podrían ser: madre fumadora; o que consuma cocaína; o mayor de 35 años.

Suele detectarse en el segundo trimestre de embarazo. En general, estos casos van a cesárea programada.
Si tienes diagnóstico de placenta previa, y se produce sangrado vaginal, acudir inmediatamente al hospital o clínica más cercana a tu casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *