Dolor de espalda durante el embarazo – Embarazo Perfecto

Compartir

El dolor normalmente ocurre en la articulación sacroilíaca, exactamente donde se une la columna con la pelvis. ¿Por qué ocurre el dolor de espalda?

Las causas más probables son:

  • Ganancia de peso: normalmente se cogen entre 11 y 15 kilos y la columna vertebral tiene que soportar ese peso que causa dolor en la espalda. El peso del bebé en desarrollo y el útero también ponen presión en los vasos sanguíneos y en los nervios de la pelvis y de la espalda.
  • Cambios hormonales: Durante la gestación, tu cuerpo fabrica una hormona llamada relaxina que permite a los ligamentos de la zona pélvica estar más relajados y a las articulaciones estar más sueltas. Esto ocurre para preparar a tu cuerpo para el parto. La misma hormona hace que los ligamentos que sujetan la columna vertebral estén más flojos y sueltos causando inestabilidad y dolor.
  • Cambios en la postura: sin incluso darte cuenta tu postura y tu forma de caminar cambian, lo que conlleva a realizar mayores esfuerzos.
  • Separación de los músculos: a medida que el útero se va expandiendo, las capas del músculo recto abdominal (el abdomen) se van separando y esta separación produce dolor en la espalda.
  • Estrés: el estrés emocional por todo lo que se nos viene encima puede causar tensión en los músculos de la espalda.

¿Qué hacer para aliviar el dolor de espalda durante el embarazo?

  1. Ejercicio: El ejercicio regular fortalece los músculos y aumenta la flexibilidad. Esto puede aliviar la presión sobre la columna. Los ejercicios más seguros durante el embarazo son: caminar, nadar y la bicicleta estática. El traumatólogo te puede mandar ejercicios que mejoran tu espalda.
  2. Frío y calor:Aplicar frío y calor sobre la espalda puede ayudar. Pon una bolsa de hielo envuelta en una toalla en la zona afectada hasta 20 minutos al día varias veces al día, después de 2/3 días cámbialo por calor. Pon una bolsita de agua caliente sobre la zona afectada y ten cuidado para no aplicar calor sobre tu tripita.
  3. Mejora tu postura: si estás encorvada, haces un mayor esfuerzo con tu columna. Así que usa una postura apropiada en el trabajo, cuando estés sentada o durmiendo. Por ejemplo, dormir de lado con una almohada entre las rodillas aliviará la presión sobre tu espalda, cuando estés sentada ponte un cojín o una toalla enrollada en la espalda y no olvides usar un reposapiés (teniendo la postura recta con los hombros hacia atrás). Utilizar una faja de apoyo lumbar homologada para embarazadas también ayuda, de hecho yo utilizo la mía que me compré en amazon y me ha ayudado muchísimo.
  4. Acupuntura: te insertan en algunos puntos específicos agujas muy finas. Se ha demostrado que la acupuntura es muy efectiva aliviando el dolor de espalda durante el embarazo. Infórmate sobre un buen acupuntor en tu zona y prueba esta técnica milenaria de medicina china.
  5. Quiropráctico: una correcta manipulación quiropráctica en la columna puede ser segura durante el embarazo, pero antes de buscar quiropráctico pregunta a tu médico.

Más consejos:

  • No utilices tacones
  • Para coger algo del suelo, no te agaches doblando tu espalda, ponte de cuclillas y dobla tus piernas
  • Utiliza medias de soporte como las que se utilizan para las varices

Si tu dolor de espalda continúa consulta a tu doctor y no tomes ningún medicamento sin prescripción médica (la aspirina, el ibuprofeno… no son nada recomendables), pero si te puede recomendar algunos relajantes musculares aptos para embarazadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *