9 cosas que deberías saber de los recién nacidos

1. La apariencia del bebé puede ser un poco singular al principio: su cabeza puede tener una forma un poco extraña al haberse adaptado al canal de parto. Además puede llevar consigo un pelo muy fino llamado lanugo y tener la cara hinchada y los ojos pegajosos y a menudo cerrados. Todo esto es normal ya que ha pasado 9 meses en el útero pero pronto se convertirá en ese bebé guapo que esperabas.


2. La parte blanda de la cabeza puede asustar a los padres:la apertura del cráneo o fontanela es lo que permite al bebé que la forma de su cabecita se adapte según sea necesario a la hora de salir del útero. La mayoría de los padres tienen miedo a tocar esa parte blandita del cráneo, además en esta parte se pueden notar las pulsaciones debido a que están directamente conectados a los vasos sanguíneos.


3. Baña al bebé con una esponjita hasta que se le caiga el cordón umbilical: si lo mantienes seco se caerá más rápido, normalmente a las dos semanas. Si el cordón se moja procura secarlo bien. Al caerse es normal que sangre un poquito y que salga una pequeña costra.


4. El bebé te indicará si está tomando suficiente comida: necesita comer cada 2 o 3 horas pero claro, es difícil saber la cantidad que está tomando (en caso de que seas lactante). El mejor indicador al principio es el peso del bebé. El pediatrá analizará esto unos días después del nacimiento. Un recién nacido puede perder del 5 al 8% del peso de su nacimiento durante la primera semana, pero lo volverá a recuperar durante la segunda. Contar los pañales que usa también puede servir de chivato. Durante los primeros cinco días puede variar bastante, pero a partir de entonces lo normal son 5 o 6 meados al día y una o dos heces.


5. No esperes sonrisas ni caritas hasta aproximadamente la sexta semana:Hasta entonces el bebé no parará de quejarse. Al bebé le gusta que le cojan en brazos. Ten en cuenta que las primeras semanas pueden ser agotadoras.


6. Los recién nacidos duermen mucho, pero no por largos periodos de tiempo:El bebé necesita comer cada 2 o 3 horas, por lo tanto no dormirás mucho. Cuando alcanzan los 3 meses ya pueden dormir de 6 a 8 horas seguidas. Mientras tanto intenta crear un horario: que durante el día no duerma más de 3 horas seguidas sin levantarle para que coma y por la noche déjalo dormir el tiempo que quiera una vez haya recuperado el peso que perdió al nacer.


7. No tenéis que quedaros encerrados en casa: ¡Es bueno llevar una vida normal! pero utiliza el sentido común cuando salgas: que no le dé el sol al bebé, evita personas enfermas y ¡las fiestas de cumpleaños con niños pequeños! o también los espacios cerrados que estén llenos de personas. Enseña a los niños a tocar sus pies en vez de sus manitas y su cara lo cual le ayudará a prevenir infecciones. También es necesario toar al bebé con las manos lavadas.


8. Asume que los bebés se comunican llorando y que lloran la mayor parte del tiempo:Estos llantos te pueden indicar lo siguiente: que tienen hambre, frío, están sucios o quieren que les cojas.


9. Los recién nacidos tienen la piel muy seca:Al principio será suave pero cambiará. Al haber estado empapado de líquido durante 9 meses y de repente salir al aire, ¡es normal que la piel se quede seca! pero no es necesario hacer nada ya que normalmente se pela y se desprende, pero si realmente te preocupa el tema entonces busca una loción hipoalergénica para bebés que sea libre de fragancias. También pueden aparecer sarpullidos de color rosa, erupciones o incluso acné de bebé.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *